Cuando hablamos de los beneficios para la salud del café siempre hacemos referencia a la cafeína. Aunque es cierto que esta sustancia aporta muchos beneficios, lo cierto es que el café descafeinado también es una buena opción para cuidar nuestra salud. No debemos pensar en él como un café menor, sino que por si mismo tiene cualidades que le hacen brillar.

Por ejemplo, un estudio del Hospital Monte Sinaí de Nueva York (EE. UU) afirma que el café descafeinado aumenta la disponibilidad de energía en el cerebro, reduciendo el riesgo de sufrir demencia y otras enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. Para sostener esta afirmación se administró café a roedores durante cinco meses y se comprobó que el cerebro era capaz de metabolizar de manera más eficaz la glucosa y de usarla como combustible para las neuronas.

Este descubrimiento es especialmente importante para personas que padecen diabetes tipo 2, ya que ayudaría a prevenir el deterioro cognitivo que acompaña a esta enfermedad. Además, al tomar café descafeinado consiguen aportar beneficios para su salud aquellos que no lo pueden tomar con cafeína porque les causa un aumento del colesterol y de la tensión arterial, por ejemplo. Los bebedores de café descafeinado tienen menos posibilidades de desarrollar algún problema de corazón.

Y es que, además de la cafeína, en los granos de café hay otras sustancias que son las que contribuyen a su sabor, color y aroma y alguna de ellas tiene beneficios para la salud. Por ejemplo el ácido caféico, uno de los fenoles que contiene el café. Los fenoles tienen propiedades anticarcinógeneas y antioxidantes.

Otra sustancia del café, que está en el “normal” y en el descafeinado, es el ácido clorogénico, que minimiza la producción de glucosa en el hígado, previniendo así los picos hiperglicémicos que se pueden producir tras la ingestión de alimentos con altos contenidos en azúcar. Así, el café descafeinado puede ayudar a reducir el riesgo de padecer diabetes, debido a los altos niveles de antioxidantes que protegen a las células de daños que pueden provocar esta enfermedad, ya que en el proceso de descafeinado no se elimina el ácido clorogénico.

Pero además, el café descafeinado ofrece otros beneficios para la salud, como actuar en la prevención del cáncer, ya que los antioxidantes siguen estando en él tras el proceso de descafeinado. Hay estudios que afirman que los que beben café descafeinado de manera regular tienen un riesgo menor de incurrir en cáncer de colon o de pecho.

Tampoco se pierden los polifenoles y eso ayuda a prevenir el deterioro mental debido al envejecimiento o a enfermedades como el Alzheimer. Los polifenoles ayudan a reforzar las habilidades cognitivas del cerebro, mejorando la memoria.

Así que si eres de los que disfruta con una buena taza de café, pero te asustan los efectos de la cafeína, puedes seguir tomándolo descafeinado. No solo estarás degustando una bebida que te gusta, sino que también estarás aportando muchos beneficios para la salud.

Tiempo de café

¡¡Espérate!! Descubre lo que realmente te hace falta en el trabajo: una CAFETERA

Sin ningún compromiso personalizamos tu cafetera ideal dependiendo de TUS necesidades reales. ¡Asegura tu bienestar en el trabajo!

Términos y condiciones

Quiero saber más sobre las cafeteras

¡Gracias! Te llamaremos lo antes posible.