A través de este post te vamos a explicar cómo hacer café en una cafetera para que disfrutes de tu bebida favorita en cualquier momento.

Hacer café es un arte. No podemos ir con prisas y rellenar la cafetera sin pensar. En muchas ocasiones lo hacemos así y luego nos quejamos que el café no sabe igual en casa que en tu cafetería preferida o el que tomas en la oficina.  A pesar del auge de las cápsulas, lo cierto es que las conocidas como cafeteras italianas siguen siendo las favoritas en muchos hogares. Aprender cómo hacer café en una cafetera italiana es sencillo. Solo hay que seguir los siguientes pasos para sacar el mejor partido a tu cafetera y tendrás un café estupendo sin que salga quemado o con mal sabor.

Cómo hacer café en una cafetera. Pasos

  1. El proceso de cómo hacer café en una cafetera y que salga bien comienza mucho antes. En el momento que eliges el café. Tiene que ser de calidad, natural y, sobre todo, huye del torrefacto. Lo ideal es comprarlo en grano y molerlo justo antes de prepararlo.
  2. Llena de agua la parte inferior de la cafetera hasta la válvula de seguridad. Ten presente que el agua puede alterar la personalidad de nuestros cafés. Para evitarlo es preferible usar agua mineral embotellada o agua filtrada y descalcificada. Y un consejo más sobre el agua, si usamos agua previamente calentada, evitaremos que el café se sobrecaliente.
  3. Pon el filtro del café y llénalo de la variedad que más te guste. Cuando hayas acabado paséalo para que quede uniforme. Eso sí, sin apelmazarlo, para que el agua lo atraviese sin dificultad extrayendo toda su esencia y llenando el filtro solo hasta el borde.
  4. Enrosca la parte superior de la cafetera y ponlo al fuego. Para que salga perfecto no lo pongas a potencia media alta y deja siempre la tapa levantada.
  5. Cuando notes que empieza a subir, pero todavía no ha empezado, baja la potencia del fuego un poco. Y en cuanto empiece a salir el café, vuélvelo a bajar y cierra la tapa.  Este proceso es importante porque así el agua se calienta más lentamente y estará más tiempo en contacto con el café. Con ello conseguiremos un café con más sabor. Cuando preparamos el café a la máxima potencia, el resultado no es tan bueno.
  6. Cuando haya subido más de la mitad, apagamos el fuego y dejamos que acabe de subir con el calor residual de la cafetera. Después retíralo, abre la tapa y dale vueltas al café. Así, el contenido se volverá más homogéneo y las primeras tazas serán iguales que las últimas

Y ya está listo para que lo disfrutes. Recuerda, el café se ha de consumir de manera inmediata para disfrutar de todos los matices de su sabor. Guardarlo para luego recalentarlo hace que el café se oxide y se enrancie. Tal y como decía Kant, “la amistad es como el café, una vez frío nunca vuelve a su sabor original, aún si es recalentado”.

Ten siempre estas explicaciones sobre cómo hacer un café en cafetera. Porque ¿de qué sirve comprar un café excelente si lo preparas mal?

Tiempo de Café

¡¡Espérate!! Descubre lo que realmente te hace falta en el trabajo: una CAFETERA

Sin ningún compromiso personalizamos tu cafetera ideal dependiendo de TUS necesidades reales. ¡Asegura tu bienestar en el trabajo!

Términos y condiciones

Quiero saber más sobre las cafeteras

¡Gracias! Te llamaremos lo antes posible.