Si disfrutas con el sabor y el aroma del café, no tienes porqué dejar de tomarlo en verano. Es cierto que hace calor y seguramente lo último que te apetece es una taza humeante de café. Pero hay muchas opciones, más allá del café con hielo o café del tiempo, para que sigas consumiendo tu bebida favorita. Aquí van unas recomendaciones:

Cómo tomar el café en verano. Recomendaciones

  • Si tu opción preferida es un café fuerte, corto y con todo el sabor, un café con hielo nunca te va a gustar, porque se agua. Pero eso no significa que no puedas disfrutar de tu ristretto frío. ¿Cómo? Haz el café en la cafetera del modo habitual ponlo en la cubitera y al congelador. Así podrás disfrutar de un café frío igualmente intenso.
  • Con helado. El affogato es un clásico en Italia. Affogato significa ahogado, ya que al volcar el café ahogamos la bola de helado. La proporción suele ser un expreso por una bola de helado. ¿Qué helado? Al gusto. En Italia suelen elegirse helados cremosos, con el de avellana, vainilla, nata, straciatella… pero siempre es divertido ser creativo.
  • Con tónica. Puestos a ponernos creativos, os proponemos una combinación que refresca y que a la vez sabe muy bien: el espresso-tonic. Lleva café, hielo y tónica. Dicen los entendidos que la amargura del café resalta el azúcar de la tónica y la mezcla resulta refrescante y equilibrada. Una mezcla que también resulta atractiva con un poco de ginebra o vodka.
  • Carajillo frío. Los cubitos de hielo de café te permiten hacer múltiples combinaciones en verano. Pon cuatro cubitos y un chorrito de ron en un vaso ancho y conforme se vayan derritiendo, disfrutarás de un original carajilloen frío.
  • Con horchata. Si hay una bebida que sea de verano esa es la horchata. Y se complementa muy bien con el café, ya que su sabor dulce sirve de contrapunto a la amargura del café. Mezcla ambas bebidas al gusto: café y horchata granizada, cubitos de ambas triturados, horchata con un suspiro de café… Todas están deliciosas.
  • Helado de café. Es muy fácil de preparar. Tan sólo tienes que mezclar tu café favorito en una base neutra de helado, y mover hasta obtener una mezcla homogé Después, lo metemos en el congelador y a disfrutar.
  • Frappé. El café frappé surgió en Grecia, cuando Dimitris Vakondios no tenía agua caliente para prepararse un café soluble. Para conseguir disolverlo agitó fuerte el café con agua fría y obtuvo el café espumoso y refrescante que todos conocemos. Hay varias maneras de prepararlo. Por ejemplo con café, leche, azúcar, hielo, bien mezclado en la licuadora y luego se le añade sirope de chocolate y helado de crema. También esta la opción de mezclar en la licuadora café ya frío, leche condensada y hielo. Otra opción para preparar un rico frappé es con café, leche, canela, chocolate y hielo y se sirve decorado con crema Chantilly.

Así que ya lo ves, este verano puedes atreverte a probar una de estas recetas refrescantes y sabrosas con las que seguro disfrutaras más de tus vacaciones.

Tiempo de Café

¡¡Espérate!! Descubre lo que realmente te hace falta en el trabajo: una CAFETERA

Sin ningún compromiso personalizamos tu cafetera ideal dependiendo de TUS necesidades reales. ¡Asegura tu bienestar en el trabajo!

Términos y condiciones

Quiero saber más sobre las cafeteras

¡Gracias! Te llamaremos lo antes posible.