Ya sea molido o en grano, soluble, en cápsula, descafeinado, natural o torrefacto, el café no tiene gluten. La FACE, Federación de Asociaciones de Celiacos de España, lo recoge entre el listado de productos y alimentos exentos de esta proteína. Así que, dejando a un lado falsos mitos, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que el café es una bebida totalmente apta para celiacos que, además, tiene demostrados beneficios para la salud.

El café, apto para celíacos

Recordar que la celiaquía es una intolerancia permanente al gluten que contiene ciertos cereales como trigo, la cebada, el centeno y algunos tipos de avena. Los pacientes que padecen esta dolencia tienen que extremar las precauciones con lo que comen y beben. Además deben evitar al máximo la ingesta de gluten, ya que puede provocar lesiones intestinales importantes, que no siempre van acompañadas de síntomas clínicos detectables.

En España una de cada cien personas nace con esta intolerancia, por lo que resulta natural que cada vez haya más conciencia sobre la necesidad de distinguir qué productos son aptos y cuales no para los afectados por celiaquía. El reglamento de la Unión Europea señala la obligatoriedad para los fabricantes de “mencionar” en la etiqueta “todo ingrediente que cause alergias o intolerancias que se utilice en la elaboración del alimento y siga presente en el producto acabado”.

Sin embargo, el café es un producto que por su propia naturaleza no contiene ni una pizca de la temida proteína. Siempre que se envase sin mezclas ni aditivos, el café puede ser consumido por los celiacos sin ningún riesgo. No nos cansaremos de repetirlo: el café no tiene gluten.

No obstante, especialmente en los casos en los su presentación sea en formato soluble y pudiéramos sospechar que esté mezclado con otros cereales como complemento nutricional, es siempre recomendable leer atentamente las etiquetas. En la mayoría de los productos el etiquetado es muy claro y a simple vista es fácil identificar cuales están libres de gluten y cuáles no.

El café de bar o de oficina NO tiene gluten

Pero ¿qué pasa con el café del bar o el de oficina?, ¿existe algún riesgo en estos casos? La respuesta es no. El proceso de elaboración del café no influye en la presencia de gluten en esta bebida. Las cafeteras, tanto industriales como domésticas no emplean más elementos para su elaboración que agua y el propio café.

No hay por tanto ningún motivo para que los celiacos excluyan al café de sus dietas. Es más, además de saber que el café no tiene gluten es un producto que proporciona importantes beneficios para la salud.

Esta bebida consigue estimular el sistema nervioso y también resulta adecuado en personas con problemas de migrañas, en el sistema digestivo y con problemas cardiovasculares. Por eso los nutricionistas recomiendan a todo el mundo, incluidos los celíacos, que incluyan el café dentro de su dieta diaria.

En Tiempo de Café ofrecemos café Il Cafinito, de gran calidad, sabor y aroma que te permitirá compartir el placer de saborear un café en cualquier momento, sin temor alguno.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies