Ya está aquí el verano y ya apetece refrescarse con algo frío. Helados, ensaladas y bebidas frías son los grandes protagonistas de estas fechas en nuestro menú. ¿Y el café? También frío, con hielo, granizado, en helado… cualquier opción es buena y además sana. Una combinación perfecta.

  • El café frío nos ayuda a mantenernos hidratados. En verano aumentan los llamamientos de las autoridades para no sufrir los golpes de calor y el café frío puede ser un gran aliado para conseguir hacer frente a la sed y a la vez disfrutar de su sabor.
  • Además no engorda. En lugar de optar por una bebida refrescante, con mucho azúcar y gases que no son muy buenas para tu dieta, tómate un café frío. ¡No tiene calorías! A ello se une que un café con hielo, por ejemplo, es apto para cualquier tipo de dieta como la vegana o la sin gluten.
  • Es sano. Tomarlo frío es mejor para el estómago y perjudica menos el esmalte de los dientes. A ello hay que añadir las propiedades diuréticas del café, así como los antioxidantes que proporciona y los beneficios que tiene para la salud cerebral y hepática.
  • Disminuye el dolor. Hay informes que aseguran que tomar café disminuye en un 14% el dolor de cuello y hombros y también de cabeza. En verano, el calor provoca muchas veces dolores de cabeza con lo que una buena manera de frenarlos es tomar un café frío.
  • Los sabores se aprecian más. En un café caliente se pueden perder algunos matices del café cosa que no pasa con un café frío, que resalta esos sabores y además se potencian otros, como la vainilla, la canela o el limón.
  • Aumenta el rendimiento. En verano nos gusta practicar deportes en el agua, correr por la playa… y tomar un café frío antes de comenzar nos ayuda a aumentar el rendimiento, a la vez que nos refresca. Y la cafeína nos aporta la energía para afrontar esa actividad física.
  • Contiene cafeína. Al igual que el café caliente, el frío también contiene cafeína, así que también ayuda a incrementar nuestro rendimiento intelectual y la memoria, algo que en verano viene muy bien porque el calor a veces nos hace sentirnos más cansados y ese aporte extra de energía te reanimará.
  • Sube los ánimos. El café es un gran aliado contra la depresión y reduce los niveles de estrés. Si a eso le añades que te refresca, verás la vida de una manera más positiva.

Razones hay muchas para optar por un café con hielo este verano. Y existen muchas opciones para que no te aburras y puedas disfrutar de uno diferente en cada momento del día. Por ejemplo un café con leche y crema de cacao, que se mezcla bien en la batidora y se sirve en un vaso con hielo o un café con una rama de canela, nuez moscada y jengibre y servido en un vaso con hielo. Una buena forma de empezar el día por ejemplo.

A lo largo del día, ese café que necesitamos para mantenernos alerta puede ser un café con hielo y limón, que es una de las maneras más refrescantes de tomar café. Si no lo crees pregunta a los valencianos que es su forma favorita de tomarlo.

Para después de comer, nada mejor que un helado de café o un café affogato, que consiste en helado de vainilla con café expreso. Y para merendar ¿qué tal un batido de café y vainilla? O también puede apetecerte un Oreo frappé, con galletas Oreo trituradas, nata montada y café con hielo triturado.

Y por la noche, nada mejor que relajarse con un coctel de café, una mezcla de brandy, café licor, leche servido en una copa con hielo y canela. También puedes optar por un café helado brasileño, que se prepara batiendo el helado de vainilla con café y ron hasta que la mezcla esté espumosa y se sirve en una copa con hielo.

Como ves puedes seguir disfrutando de tu delicioso café también en verano, sólo tienes que añadirle algo fresquito.

¡¡Espérate!! Descubre lo que realmente te hace falta en el trabajo: una CAFETERA

Sin ningún compromiso personalizamos tu cafetera ideal dependiendo de TUS necesidades reales. ¡Asegura tu bienestar en el trabajo!

Términos y condiciones

Quiero saber más sobre las cafeteras

¡Gracias! Te llamaremos lo antes posible.